Las actividades propuestas se fundamentan claramente en el principio de “resonancia en simpatía”.

Los receptores de energía del cuerpo humano, en su sentido más amplio y, de la membrana celular, en un nivel más concreto, pueden percibir campos de energía ondulatoria, entre ellas las de la luz y el sonido. Las “antenas” de estos receptores vibran sensiblemente como diapasones.

Cuando la energía ondulatoria del entorno se encuentra con un receptor, con una frecuencia vibracional carente de equilibrio, obrará un cambio en la frecuencia ondulatoria de aquel, que contribuirá a su equilibrio, por el principio de resonancia.

Esto significa que los procesos biológicos y estados mentales pueden ser estimulados y equilibrados por frecuencias no visibles, entre las que se encuentran las de los pensamientos y, también, las correspondientes a la energía sonora y vibracional.

En consecuencia, al dirigir el sonido y la vibración, con una frecuencia adecuada, hacia la persona, ésta, por el principio de resonancia, podrá regresar a un estado de bienestar y equilibrio físico, emocional y mental.

Algunos de los modos en que puede contribuir al bienestar y equilibrio de las personas, utilizando el sonido y la vibración sanadora, son:

1) Alivio del estrés y la ansiedad.

2) Estados de relajación profunda.

3) Mejora de la concentración.

4) Mejora de la creatividad.

5) Mejora de la visión (física, mental y espiritual).

6) Equilibrio de los hemisferios cerebrales.

7) Equilibrio del sistema endocrino mediante el masaje vibracional de la hipófisis o pituitaria.

8) Alivio de la sinusitis y los dolores de cabeza.

9) Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda.

10) Facilitar el acceso a la intuición y a la conciencia superiores.

11) Aumento de la energía general gracias a la estimulación del líquido cefalorraquídeo.

12) Equilibrio de los principales centros energéticos, de los órganos y glándulas correspondientes, y limpieza del aura.

13) Mejora del estado general de salud con la práctica frecuente.

14) Limpieza energética y vibracional del entorno.