Todo vibra y está vivo.
Aquí la piedra reacciona ante las palabras y pensamientos expandiéndose ante el amor y contrayéndose ante el miedo.