El lado salvaje

¿Quién no tiene un lado salvaje?
La grandeza de la consciencia es aceptarte tal como eres, con todas tus bondades y todas tus miserias.
Así consigues reconocerte desde la verdad más profunda, donde no cabe el engaño.